Facebook
Twitter

Viaje al lugar de las Cebollitas. Historia y agricultura

Por Cap. José Góngora López

Llegar al municipio de Ixil significa vivir toda una experiencia, pues además de la belleza del lugar podemos disfrutar de sus vestigios coloniales y su producción agrícola.

Desde el siglo XVII encontramos referencias históricas de este lugar, pues fue necesaria la edificación de numerosas trincheras para prevenir las incursiones de los piratas que asolaban las costas de Yucatán, con la intención de atacar las poblaciones más importantes de la Península. Así, la cercanía de Ixil con la ciudad de Mérida resultaba atractiva para los citados malhechores.

En la población de Ixil destaca el templo católico dedicado a San Bernabé Apóstol, lo cual da lugar a los festejos que se celebran el 11 de junio, día dedicado a este Santo. Tanto en su exterior como en su interior, este magnífico santuario constituye una muestra del esplendor de la arquitectura colonial.

Por la dedicación y el cuidado de los agricultores, en este lugar se cultivan las exquisitas cebollitas que le han dado fama a la comunidad, siendo el único sitio del mundo donde se dan esos exquisitos frutos. Por lo tanto, solamente es posible adquirirlos a través de algún habitante de este municipio.

Las cebollitas son para Ixil lo que la longaniza es para Valladolid o el barro para Ticul. Fueron traídas por los españoles después de la conquista, adaptándose poco a poco a las tierras pedregosas del Mayab, hasta convertirse en las cebollitas criollas que conocemos hoy.

Es frecuente que las confundan con las cebollas cambray, sin embargo, el sabor de las cebollitas es menos ácido a las otras variedades del tubérculo, esto debido a que tiene una cantidad menor de resina. Son el acompañante clásico del Poc-Chuc, aunque perfectamente pueden utilizarse para suplir a las cebollas convencionales.

El anfitrión de nuestra visita a este poblado fue Don Miguel Ángel Orilla Canché, distinguido caballero que funge como cronista del Ixil de todos los tiempos, quien además de sus finas atenciones, nos deleitó con sus amplios conocimientos de los sucesos históricos de su pueblo natal, que nos relató pródigamente, demostrando su amplio conocimiento de la historia de Yucatán.

Asimismo, visitamos algunas huertas donde pudimos apreciar la calidad de las verduras que cosechan con eficientes técnicas y cuidados que demuestran la entrega que les prodigan.

¡Qué enriquecedor es entrar en contacto con los productores locales! Adentrarnos al interior de Yucatán y descubrir esas historias que nos llenan de orgullo para revalorar nuestra tierra y nuestra gente.

(*) capitanlocutor@hotmail.com

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por

cheap gucci belts gucci mens belts costa sunglasses sale