Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Para refrescarse, ¡es en Maxcanú! Coco que envuelve al paladar

Por Jorge Alanis Zamorano

En días recientes me invitaron a conocer el municipio de Maxcanú: un lugar mágico y generoso. A través de su gente puedes enterarte de tantas cosas, que necesitarás más de un día para empaparte de la sabiduría y anécdotas que los maxcanuenses tienen, las cuales te contagiarán tanto que no querrás irte de ahí.

Me presentaron a un personaje que aprendió de su padre y abuelo el arte de saciar la sed y mitigar el calor con un delicioso sabor: aguas, helados, champolas y postres de coco, ¡exquisitos y refrescantes! Una excelente opción para disfrutar de este elíxir que encanta al paladar.

Don Carlos Emanuel Moo Ventura me recibe y explica que es nieto de Don José Dolores Moo, mejor conocido como “Don Cheto”.

Todo comienza en 1940 en el parque central: Don Cheto llegaba y armaba una refresquería con unas maderas y telas, que era lo único con lo que contaba; a ese pequeño negocio lo bautizó como “La Sorpresa”, y que hoy sigue funcionando. Actualmente, Carlos Emanuel pertenece a la tercera generación que continúa con esta tradición, es por ello que en la comunidad son conocidos como “Abuelo Cheto”, para ser bien ubicados.

El producto con el que su abuelo comenzó este camino fue el jarabe de coco; éste, se elabora aún de manera tradicional y sirve para la preparación de los diversos postres y bebidas que comercializan. Al respecto, Carlos Emanuel nos cuenta: Actualmente nosotros lo utilizamos en postres como gelatinas, cocteles, paletas, cremitas y como endulzante natural para cualquier tipo de postres.

Siempre apoyé a mi abuelo en las tareas que me pedía, como seleccionar los cocos que se utilizarían y poco a poco aprendí el arte de hacer los helados y los concentrados, añade.

Él recuerda que cuando su abuelo vendía en la plaza, la gente que salía de misa o del cine iba directo a deleitarse con un helado de “La Sorpresa” y, si por alguna razón el helado se agotaba, la gente hacía fila esperando a que prepararan más sin importar el tiempo que tardara. Y es que a pesar de haber otros heladeros en el pueblo, Don Cheto fue el más destacado ya que utilizaba coco natural en lugar de esencias de sabores.

Hoy, la receta esta resguardada por la familia: También manejamos frutas de temporada. El coco nos lo trae una persona del puerto y las frutas se consiguen con la gente de la localidad; nosotros la seleccionamos directamente en su punto, en su 100% de maduración para que el dulce venga de la misma fruta. Ya tenemos a nuestros proveedores y ellos mismos las preseleccionan para que cuando lleguemos, podamos obtener el mejor producto posible.

Carlos Emanuel cuenta que su abuelo tenía una carrera como maestro, pero fue muy curioso cómo le terminó dedicando más tiempo a la elaboración de helados y concentrados. Lo primero que aprendió a preparar fue la horchata de arroz junto con su padre, Don Anastacio Moo, y ya después, con la firme decisión de tener un producto distintivo, empezó a experimentar con el coco hasta lograr dar con ese sabor 100% natural que caracteriza a sus alimentos.

Estos conocimientos llenan de orgullo a nuestro anfitrión y a su familia, concentrados y motivados con las enseñanzas del abuelo, empeñados en algo que frecuentemente les repetía: Trasciende con lo que hagas, disfruta el momento, disfruta lo que haces.

Otra motivación para continuar –prosigue Carlos Emanuel- es que cuando estuvimos en la feria de Xmatkuil, llegué al puesto con el nombre del “Abuelo Cheto” y la gente que se acercaba me platicaba de las experiencias de cuando lo conocieron; señores que llegaban con su enamorada o incluso quienes recordaban a sus propios abuelos que los llevaban a comprar nieves.

Ahora, con mis hijos que son la cuarta generación, tienen los mismos principios y conocimientos para continuar esta tradición familiar y de Maxcanú, concluye.

Búscalos en Facebook como

“El Abuelo Cheto”

Contacto: (999) 353-6981

Realiza pedido de concentrados

frutales y, por supuesto, de coco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por